Fueron detenidos en septiembre de 2013, acusados de pedir coimas de 10 mil a 35 mil soles a comerciantes para no decomisar sus productos. De acuerdo a la acusación del Ministerio Público, el exjefe de la Policía Fiscal, Santiago Flores, sabía de los actos ilícitos.

En un inicio, fueron detenidos ocho policías, pero solo se sentenció a cinco. Flores fue condenado a 14 años de cárcel por el delito de cohecho pasivo propio el 2018, pero está prófugo. En 2015, los efectivos Everaldo Mezarine Díez, César Zegarra Chama, Luis Valdivia Chávez y Lilia Núñez Córdova recibieron en primera instancia 25 años por cohecho pasivo propio, abuso de autoridad y asociación ilícita para delinquir. Este último delito fue apelado y se revocó, por lo que su pena se redujo.

Sin embargo, una sala de la Corte de Justicia dispuso que se inicie un nuevo juicio para tratar solo este delito. El magistrado Max Vengoa, del Juzgado Penal Unipersonal Transitorio de Corrupción de Funcionarios, llevará el caso.

Comentarios