Según  IDL-Reporteros este viernes 26 de abril, Miguel Atala Herrera confesó a los fiscales del Equipo Especial Lava Jato que actuó como testaferro del expresidente Alan García, para que este reciba un millón 300 mil dólares de Odebrecht, a través de la Banca Privada de Andorra.

Esta confesión ocurrió después de nueve días de su detención preliminar.

Atala indicó al fiscal a cargo del interrogatorio que estaba “declarando con la verdad respecto a la forma como sucedieron los hechos que se vienen investigando” y manifestó su temor por que le pueda pasar algo a él o a su familia, debido a que tiene “conocimiento que existe un grupo radical en el interior de Partido Aprista Peruano, y que son conocidos como la “Fuerza de Choque””.

Comentarios