Un hito para la ciencia. ¿Es posible la procreación humana fuera de la Tierra? En la Estación Espacial Internacional (ISS), de la NASA, se realizó un experimento con embriones de ratón en la búsqueda de conocer si los embarazos humanos en el espacio podrían ser seguros.

“Existe la posibilidad de embarazo durante un futuro viaje a Marte porque se necesitarán más de seis meses para viajar allí”, explicó el líder de la investigación al portal New Scientist con respecto a las motivaciones del experimento.

El cultivo de fetos fue posible bajo ciertas condiciones. Los resultados de la prueba, diseñada y dirigida por el biólogo molecular Teruhiko Wakayama, de la Universidad de Yamanashi, fueron compartidos en un estudio publicado en la revista iScience.

Embriones en el espacio

Los cuestionamientos acerca de si un feto podía desarrollarse en la gravedad del espacio surgieron desde hace años. En 2009, se descubrió que la microgravedad tenía un efecto nocivo en el desarrollo del embrión. Por ello, en esta oportunidad, se buscó lograr el crecimiento temprano de los fetos.

Para eso, los científicos fertilizaron embriones de ratón y los desarrollaron hasta una etapa de dos células. Luego, los congelaron y enviaron a la ISS para que sean descongelados y cultivados en una máquina preparada especialmente para estos fines.

Se utilizaron múltiples conjuntos de embriones. Una parte fue cultivada en la Tierra y dos en la Estación Espacial Internacional. De estos dos últimos, uno se hizo con gravedad terrestre simulada y el otro fue un grupo experimental en microgravedad.

La supervivencia de los fetos cultivados en la ISS fue menor a la tasa de los que atravesaron el proceso en la Tierra. Sin embargo, los que sobrevivieron consiguieron desarrollarse normalmente, de acuerdo con lo señalado por los investigadores.

“Los embriones cultivados en condiciones de microgravedad se desarrollaron en blastocistos (embriones de 5 a 6 días de desarrollo) con un número de células, masa celular interna, trofectodermo y perfiles de expresión génica normales similares a los cultivados bajo control artificial de 1 g en la Estación Espacial Internacional y el control de 1 g en tierra, lo que demostró claramente que la gravedad no tuvo un efecto significativo sobre la formación de blastocistos y la diferenciación inicial de embriones de mamíferos”, se indica en la publicación.

 Imagen comparativa de blastocistos. Foto: I Science

Imagen comparativa de blastocistos. Foto: I Science

¿Es posible un embarazo en el espacio?

Pese a los resultados positivos, no se ha afirmado que sea recomendable un embarazo en el espacio porque para los experimentos no se tuvo en cuenta los efectos de la radiación, la cual es mucho mayor a la que habría en la Tierra.

A ello se suma el registro de una mayor tasa de complicaciones de salud en las crías de roedores que viajaron al espacio.

“Según estos informes y nuestros resultados, tal vez la reproducción espacial de los mamíferos sea posible, aunque puede verse algo afectada”, concluyen los investigadores.

Comentarios