Grandes bestias poblaban la Tierra, antes de la llegada de los dinosaurios, aproximadamente 40 millones de años atrás. Los fósiles de un cráneo de 265 millones de años de antigüedad, que fue encontrado recientemente en Brasil, revelan nuevas luces sobre el mundo de esta época que no suele ser tan documentado.

Los huesos le pertenecen al Pampaphoneus biccai, el único anteosáurido, criaturas de grandes cabezas (dinocéfalos), con largos y puntiagudos dientes, que existió en América del Sur, conocido solo por un holotipo hasta ahora, se indica en el estudio que describe el hallazgo, en la revista Zoological Journal of the Linnean Society.

“Este animal era una bestia de aspecto retorcido, y debe haber evocado puro miedo en cualquier cosa que se cruzara en su camino”, comentó Stephanie E. Pierce, coautora del estudio, en un comunicado de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS).

Asimismo, la especialista afirma que el descubrimiento “es clave para vislumbrar la estructura comunitaria de los ecosistemas terrestres” antes de la extinción masiva del Pérmico-Triásico, la mayor desaparición de especies que se conoce en la historia (81% de especies marinas y 70% de terrestres).

Cráneo del Pampaphoneus biccai. Foto: Felipe Pinheiro

Cráneo del Pampaphoneus biccai. Foto: Felipe Pinheiro

¿Cómo era el Pampaphoneus biccai?

El Pampaphoneus biccai era el depredador terrestre más grande que se conoce del periodo Pérmico —el último periodo de la era Paleozoica— en América del Sur. Esta especie habría desempeñado el rol ecológico de los grandes felinos de la actualidad, según explica Felipe Pinheiro, autor principal del estudio.

 Reconstrucción artística de Pampaphoneus biccai. Foto: Marcio Castro

Reconstrucción artística de Pampaphoneus biccai. Foto: Marcio Castro

“El animal tenía dientes caninos grandes y afilados adaptados para capturar presas. Su dentición y su arquitectura craneal sugieren que su mordida era lo suficientemente fuerte como para masticar huesos, al igual que las hienas modernas”, explica el especialista.

Los Pampaphoneus más grandes habrían alcanzado casi tres metros de largo y un peso de 400 kg, aproximadamente, según los investigadores. Asimismo, señalan que se alimentó de animales de tamaño pequeño a mediano, entre los que se encontraban el dicinodonte Ratodon y el anfibio gigante Konzhukovia, de acuerdo a otros fósiles identificados en el área.

Comentarios