Los océanos registraron en 2023 la temperatura más alta de la historia por quinto año consecutivo, y expertos advierten que esta tendencia de calentamiento se mantendrá durante todo el siglo, según informó un estudio a cargo de un equipo internacional de investigadores.

La temperatura media mundial de la superficie del mar en 2023 registró un aumento de 0,23 grados centígrados en comparación con 2022, de acuerdo a la publicación en la revista científica Advances in Atmospheric Sciences.

El calor acumulado en los océanos equivale a hervir 2.300 millones de piscinas olímpicas, según los científicos, quienes pertenecen a 17 institutos de investigación de China, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Italia y Francia.

 La temperatura de los océanos a continuado en aumento en los últimos años. Foto: Pixabay

La temperatura de los océanos a continuado en aumento en los últimos años. Foto: Pixabay

Cambios drásticos en el mar

El estudio también calculó la salinidad del agua del océano y permitió descubrir que las zonas de alta salinidad experimentaron un aumento de la cantidad proporcional de sales, mientras que lo contrario ocurrió en las zonas de baja salinidad, lo cual marcó un patrón de que “lo salado se vuelve más salado, mientras que lo dulce se vuelve más dulce”.

“El calentamiento global continúa y se manifiesta en un calor récord del océano y también en extremos continuos de salinidad. Estos últimos resaltan que las áreas saladas se vuelven más saladas y las áreas frescas se vuelven más frescas, por lo que hay un aumento continuo en la intensidad del ciclo hidrológico”, detalló Cheng Lijing, autor principal del estudio, según un comunicado de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS).

Asimismo, advirtió que el calentamiento del mar es un “indicador clave” para cuantificar el cambio climático, ya que “más del 90% del calor global termina en los océanos”.

Efectos graves para el planeta

La alta salinidad de los océanos puede alterar el intercambio de calor, carbono y oxígeno entre el océano y la atmósfera que lo cubre, lo cual pone en peligro la vida en el mar, pero también en los ecosistemas terrestres, de acuerdo a los expertos.

Asimismo, cabe recordar que la reducción de especies importantes en el océano ocasiona graves consecuencias en las comunidades que dependen de la pesca. La AAAS alerta de que “esto puede tener un efecto dominó en la forma en que la mayoría de las personas pueden interactuar con su entorno”.

Otras de las consecuencias del calentamiento del mar pueden ser las sequías en algunas zonas, debido al desequilibrio climático, lo que genera mayor riesgo de incendios forestales. Por otro lado, un efecto también son las inundaciones provocadas por lluvias fuertes como consecuencia de la evaporación de las aguas cálidas.

Con información de EFE.

Comentarios