En los últimos años, la estrella Betelgeuse ha intrigado a los astrónomos debido a los extraños cambios en su brillo, notables a simple vista, ya que este astro de la constelación de Orión es uno de los más visibles del cielo nocturno. Ahora, según un nuevo estudio, podría quedarle tan poco tiempo de vida que alcanzaríamos a ver su explosión.

Betelgeuse es lo que se conoce como una supergigante roja, unas 11 veces más masiva y 900 veces más grande que el Sol. Las estrellas de esta clase duran apenas 10 millones de años, y esta vieja conocida está en su recta final hacia su inevitable explosión como supernova. Dicho evento será un espectáculo en el cielo terrestre, ya que nuestro planeta está a unos 650 años luz del enorme astro, una distancia corta en comparación con la mayoría de estrellas de la galaxia.

Las especulaciones sobre una pronta explosión de Betelgeuse no son nuevas. En 2019, la estrella se atenuó significativamente, lo que parecía augurar el final de su vida, pero luego se descubrió que una expulsión de material la había oscurecido. Luego, a principios de este año, su brilló aumentó hasta un 50% por encima de lo normal, pero todo indicaba que era parte de un ciclo de pulsación, en el que el astro se enciende cada cierto tiempo.

Hasta ahora, las investigaciones han indicado que Betelgeuse se está hinchando, a medida que quema helio en su núcleo y que luego consumirá rápidamente carbono y otros elementos más pesados, hasta que finalmente se quede sin ‘combustible’ y colapse, lo cual sucedería recién en unos 100.000 años.

¿Qué dice el nuevo estudio sobre Betelgeuse?

El nuevo estudio, realizado por astrónomos de la Universidad de Tohoku (Japón) y la Universidad de Ginebra (Suiza), se centra en el proceso de pulsación de la estrella, lo cual sucede en ciclos de 185, 230, 420 y 2.200 días.

De acuerdo con los registros de observaciones examinados por los autores, el ciclo de 2.200 días está vinculado con la variación del radio de la estrella, es decir, indica un cambio de tamaño con cada pulsación, tal como sucede con el bombeo de un corazón.

Con base en estos nuevos datos, determinaron que Betelgeuse debe ser unas 1.300 veces más grande que el Sol, pero con una masa similar a la que se había estimado previamente. Esto significa que las capas externas de la estrella ya se han alejado demasiado como para estar quemando helio. En lugar de ese gas, infieren, debe estar terminando de fusionar carbono.

“Concluimos que Betelgeuse debería estar actualmente en una fase tardía (o cerca del final) de la quema de carbono en el núcleo. Después de que el carbono se agote, se espera un colapso del núcleo que conduzca a una explosión de supernova en unas pocas décadas“, describe el documento enviado a los Avisos Mensuales de la Real Sociedad Astronómica, pero aún pendiente de revisión por pares.

Betelgeuse captada por el radiotelescopio ALMA, en Chile. Foto: NSF

Para que se confirme el tamaño de Betelgeuse propuesto por el nuevo estudio, la estrella debería estar situada un poco más lejos de lo estimado. No obstante, obtener esta información de forma precisa ha sido difícil para los astrónomos. De hecho, un artículo publicado en 2020 sugirió una mayor cercanía del astro.

¿Cómo se verá la explosión de Betelgeuse desde la Tierra?

Las explosiones de supernova son auténticos espectáculos de fuegos artificiales en el universo. En el caso de Betelgeuse, la veríamos incrementar su brillo rápidamente.

“Después de una o dos semanas, brillaría con aproximadamente el mismo brillo que la luna llena. Betelgeuse luego se desvanecería durante los próximos meses, pero permanecería visible durante el día durante 6 a 12 meses. Por la noche, debería poder verlo a simple vista durante uno o dos años más“, describe en The Conversation Albert Zijlstra, profesor de Astrofísica en la Universidad de Manchester.

Si bien las supernovas producen grandes cantidades de rayos cósmicos, Betelgeuse se ubica a una distancia segura de la Tierra, de modo que la cantidad de estas partículas que llegará a nuestro planeta no conllevará ningún peligro.

Comentarios