Los tres jóvenes de entre 18 y 21 años que han sido detenidos este martes en Valencia por la Policía Nacional española por los insultos al delantero del Real Madrid Vinicius Junior el pasado domingo en Mestalla han sido puestos en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales.

Según han informado fuentes policiales a EFE se les ha informado a los tres de la necesidad de que comparezcan en sede judicial en caso de de ser reclamados.

La fiscal delegada de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Valencia, Susana Gisbert, informó el lunes de que ha abierto de oficio diligencias e investigación penal por si los insultos pudiesen ser constitutivos de un delito de odio, si bien todavía se está analizando lo sucedido y no existe por el momento ninguna causa judicial abierta.

Esta mañana la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana informó de que los detenidos son españoles y se les ha imputado un presunto delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas.

Asimismo, la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, informó de que además de los tres identificados de los supuestos autores de los insultos racistas, todavía se sigue trabajando en la visualización de vídeos tanto de dentro como de fuera del estadio de Mestalla.

Fiscalía inicia investigaciones tras insultos racistas a Vinicius

La fiscal delegada de delitos de odio de la Fiscalía Provincial de Valencia, Susana Gisbert, ha insistido este lunes en que “el fútbol es un deporte de masas, con una difusión enorme, en el que no se pueden tolerar las conductas racistas”.

En declaraciones a EFE, Gisbert ha informado de la apertura de diligencias de investigación por los insultos al jugador del Real Madrid Vinicius en el partido de ayer en Mestalla y ha confirmado que se recabará información y pruebas para determinar si estos hechos pueden ser constitutivos de un delito de odio.

Comentarios