En ciudad fronteriza de Desaguadero, una familia padece de las consecuencias del aislamiento domiciliaria, tal es el caso de Sebastiana Mamani quien vendía gelatina, sin embargo con la medida de estado de emergencia ya no tiene ingresos económicos, asimismo el esposo tuvo un accidente limitando a realizar actividades.
Cabe señalar que la familia, tiene varios hijos, es por ello que la madre de familia pide ayuda humanitaria con alimentos de primera necesidad. Así como este caso hay muchas familias han sido afectados por el aislamiento domiciliario, teniendo en cuenta que la mayoría no cuentan con un sueldo fijo.

Comentarios