Un ingeniero mecánico del estado de Oregón (EE.UU.) que perdió sus cuatro dedos de su mano izquierda se construyó una mano protésica para reemplazarlos y muestra en redes sociales las sorprendentes prestaciones de su invento, que le permiten realizar tareas cotidianas con facilidad.

Historia

LA pesadilla de Ian Davis comenzó en 2017, cuando los médicos le diagnosticaron un tipo de cáncer que provocaba el debilitamiento de los huesos y poco después sufrió un accidente en su taller que obligó a los cirujanos a amputarle los cuatro dedos para salvarle la vida.

Por ello Davis entendió que necesitaría una prótesis y, en lugar de recibir una de su seguro médico, decidió empezar a construir su propio modelo.

Ahora, Davis muestra en su canal de YouTube y en Instagram el sorprendente resultado de su trabajo y todo lo que puede hacer.

Comentarios