Nueva Delhi. Alrededor de 200 personas se encontraban desaparecidas en el norte de India este domingo luego de que un enorme fragmento de un glaciar del Himalaya cayera en un río, provocando un fuerte torrente que sumergió dos centrales eléctricas y arrasó carreteras y puentes.

Fueron encontrados tres cadáveres y se ha desplegado una operación de emergencia para intentar rescatar a unas 17 personas que están atrapadas en un túnel, señaló el jefe de Policía estatal de Uttarakhand. 

La enorme correntada atravesó el valle del río Dhauliganga, destruyendo todo lo que encontró a su paso, de acuerdo a videos filmados por habitantes de la región.

“Se levantaba una nube de polvo a medida que el agua avanzaba. El suelo se sacudía como en un terremoto”, señaló a la televisión Om Agarwal, un lugareño.

La mayoría de los desaparecidos son trabajadores de dos centrales eléctricas arrasadas por la correntada que provocó un enorme trozo de glaciar que se despeñó por la ladera de una montaña, indicó el jefe de policía, Ashok Kumar. 

RSA/LaJornada

Comentarios