No queda lugar, y la ciudad de Bergamo se ve obligada a enviar los cuerpos para ser incinerarlos fuera de la región. Una impresionante fila de vehículos militares ha cruzado el corazón de Bergamo esta noche, desde el cementerio monumental hasta la carretera, con los ataudes de los fallecidos por el coronavirus con los cuerpos a bordo, dado que el cementerio de Bergamo ya no puede manejar debido al gran número: los cuerpos para las cremaciones ya habían pasado la semana. Los ataudes, en los camiones del ejército, son unos setenta y se dirigen a una docena de destinos en toda Italia.

Fuente:Expreso Latino

Comentarios