Tras una enérgica movilización de vecinos de las urbanizaciones Villa Hermosa, San Santiago, Santa Rosa y Prolongación Villa Hermosa en Juliaca, el alcalde de San Román anunció el cierre definitivo de cantinas y discotecas en 10 días. La protesta, que exigía medidas contra la creciente delincuencia vinculada a estos establecimientos, resultó en el compromiso municipal de tapiar locales nocturnos, aumentar el patrullaje y aprobar una nueva ordenanza en una década.

Además, se asignaron 5 millones adicionales a seguridad ciudadana para contratar 100 serenos, adquirir 5 patrulleros, construir un Cuartel de Serenazgo para el 2024 y desplegar 120 cámaras de seguridad con un centro de monitoreo. El alcalde instó a la colaboración de la comunidad para denunciar a propietarios de locales infractores, asegurando que el cierre de cantinas se llevará a cabo con el apoyo ciudadano.

Comentarios