En medio de intensas protestas, el dirigente Claudio García Choqueluque fue puesto en libertad después de haber sido detenido por la Policía Nacional debido a una orden judicial en su contra por ser declarado reo contumaz. La detención ocurrió en el contexto de las manifestaciones contra la contaminación generada por el botadero municipal.

Varios vecinos se congregaron frente al poder judicial, exigiendo claridad en el caso, ya que García estaba acusado de obstrucción de vías públicas durante las protestas. Después de varias horas de espera y de demostraciones de apoyo, Claudio García fue liberado.

El dirigente, visiblemente emocionado, agradeció el respaldo de los pobladores que se reunieron en el lugar. García afirmó que no había sido notificado de la audiencia convocada por el poder judicial, lo que le sorprendió y consideró un intento de intimidación hacia los líderes que organizan futuras protestas.

Comentarios