Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de San Román,sentenció a nueve meses de prisión preventiva, por el presunto asesinato de un minero, que se registró el pasado 05 de setiembre, en el grifo Pecsa, ubicado en la vía Juliaca – Huancane.

Las primeras indagaciones apuntan a que Wilber de la Cruz Bautista ultimó a su concuñado, Delfin Toledo Mejia, por venganza e incluso se habla de un crimen pasional.

La magistrada Virginia Macedo Huacasi titular de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de San Román, , logró la disposición contra Wilber de la Cruz, quien es procesado por el delito de homicidio calificado.

El sospechoso se encontraba a bordo de una motocicleta en compañía de otra persona. En el lugar acribilló a la víctima, para luego huir sin imaginar que la víctima sobreviviría algunos minutos como para llamar a sus familiares, pedirles ayuda e incluso delatarlo. La Policía de inmediato montó un operativo para ubicar a De la Cruz.

Según detalló el jefe de la Región Policial de Puno, coronel PNP Néstor Santander Hildalgo, durante la intervención del sospechoso hallaran en su poder 42 mil 800 soles, 2 mil 400 dólares, 11 escrituras públicas de diversos propiedades en Juliaca, una motocicleta, además el hombre permanecía en un inmueble de siete niveles, lo que levantó las sospechas de la Policía.

Por todo esto, el hombre además de tener el proceso de homicidio calificado en su contra, también podría ser investigado por lavado de activos. Fermina Condori Enriquez (39), esposa de Wilber de la Cruz es la hermana de la esposa del minero acribillado, que apenas una semana antes había contraído nupcias.

Comentarios