La Directora Ejecutiva de la Dirección de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIREMID) de la Diresa Puno, Danica Sanca Chávez, reveló que se llevaron a cabo intervenciones en 12 boticas y farmacias ubicadas en el distrito de Crucero, provincia de Carabaya. Durante estas intervenciones, se descubrió que ninguno de estos establecimientos tenía la autorización sanitaria necesaria de la DIREMID para vender medicamentos.

El equipo especializado encargado de la verificación constató que estos establecimientos estaban comercializando medicamentos de contrabando, los cuales, al ser abiertos, se deshacían en la mano, dando la apariencia de yeso. Esta situación es preocupante, ya que la población no logra discernir la autenticidad de los medicamentos y los adquiere sin sospechas.

Además, se resaltó que el personal encargado de la atención en estas boticas y farmacias carecía de formación en salud, y que los establecimientos compartían espacio para la venta de otros productos, incluso bebidas alcohólicas. Danica Sanca Chávez hizo un llamado a los dueños de estas viviendas y a su personal para que operen de acuerdo con las regulaciones establecidas, advirtiendo que el incumplimiento podría llevar a procesos penales con penas privativas de libertad de 3 a 15 años, por atentar contra la salud pública.

Comentarios