El 2016, un caso de feminicidio generó conmoción en la ciudad de Ilo (Moquegua). Olimpia Flores Laurcano, una humilde madre de familia, fue asesinada con un arma por su entonces pareja, Alejandro Zegarra Candia.

Tres años después del cruel asesinato, la fiscal provincial del Tercer Despacho de la Fiscalía Corporativa de Ilo, Raquel Crisosto Farfán, logró que el Poder Judicial condene al hombre a 21 años de prisión efectiva.

No aceptó el fin de la relación
El terrible hecho ocurrió en octubre del 2016, en el sector de Pampa Inalámbrica. Olimpia había decidido poner fin a la relación cansada del maltrato de su pareja, por lo que en esa ocasión acudió con su hija y un camión de mudanza a la casa donde vivía con Zegarra Candia.

Olimpia pretendía retirar sus pertenencias de la vivienda. Sin embargo, el sujeto la encerró en la habitación, sacó un arma y le disparó 4 tiros, ocasionándole la muerte.

El hecho fue registrado en audio con un teléfono por la menor, quien fue testigo de la terrible escena. Su madre le había pedido que en caso ocurra alguna pelea en su presencia, ella debía grabar y pedir ayuda.

El audio fue presentado en audiencia por la fiscalía junto a las diferentes pruebas reunidas a lo largo de la investigación.

Cometido el delito, Zegarra fugó del lugar, ingresando incluso a la lista de los más buscados. El ministerio del Interior ofrecía S/ 20 mil por su ubicación.

Este año pudo ser capturado en Arequipa, donde trabajaba como chatarrero. Sobre él pesaba una orden de detención solicitada por el Ministerio Público por lo que el juicio se realizó en el Penal de Samegua en Moquegua.

Con la pena impuesta, el sujeto estará en prisión hasta el 12 de junio del 2040, cuando tenga 85 años. Además, deberá pagar una reparación civil de ochenta mil soles a favor de la familia de la agraviada.

Comentarios