Los pacientes con coronavirus que requieran cama en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) podrán ser derivados de un hospital público a una clínica privada gracias al acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el gremio que agrupa a las clínicas.

Así lo explicó esta mañana el ministro de Salud, Víctor Zamora, al expresar su satisfacción por haberse logrado por fin el intercambio prestacional para atender en clínicas a pacientes graves que no tienen espacio en los hospitales del Ministerio de Salud, de EsSalud o de los gobiernos regionales.

Además de la posibilidad de ser derivados (o referidos) desde un hospital, la atención directa en clínicas privadas de un paciente que requiera cuidados intensivos también es un mecanismo contemplado dentro del acuerdo alcanzado con las clínicas, añadió el ministro.

Este acuerdo beneficiará a los peruanos que tengan EsSalud, Seguro Integral de Salud (SIS) e incluso a quienes tengan un seguro privado con un límite menor de cobertura y que, al no poder sostener el pago, requieran ser trasladados a la UCI de un hospital público.

“Se optará por la primera cama (de UCI) que esté libre en el sistema, ya sea pública o privada”, puntualizó. Para ello, refirió, en la cita se ha decidido utilizar una Plataforma Única de Gestión de Camas, a fin de ver cuál está libre y se pueda ser usada de inmediato.

De acuerdo con el Comando Covid-19, actualmente se cuenta con 1 400 camas UCI entre públicas y privadas, de las cuales más del 80% son del sector público. Se prevé que en las siguientes semanas se llegará a las 2 000 mil camas.

“Lo importante aquí es la salud de las personas. No podemos demorar en su atención porque están dando vueltas en la ciudad, buscando una cama UCI; eso va en contra de la sobrevivencia de nuestros compatriotas”, apuntó.

El titular de Salud estimó que este viernes se debería firmar el contrato con la asociación de clínicas para poner en marcha los acuerdos de anoche y afinar además el mecanismo a través del cual se hará la hospitalización de los pacientes covid-19.

“Este mecanismo será discutido en el momento en que se elabore el contrato para evitar que los flujos no sean burocráticos ni totalmente flexibles”, anotó.

Auditoría recurrente

Zamora señaló que la utilización de las UCI de las clínicas por las que el SIS o EsSalud pagarán se realizará bajo una auditoría recurrente por parte de un representante de EsSalud y del Minsa.

“La auditoría debe certificar que los derechos del paciente se cumplan de manera estricta según el protocolo de atención diseñado por el Ministerio de Salud. La salud de nuestra población sigue siendo la prioridad”, afirmó.

Deudas de familias

Sobre la deuda de las familias que decidieron por su cuenta utilizar los servicios de clínicas y que ahora afrontan cuentas altísimas, el ministro dijo que se ha establecido un proceso de revisión de cada caso, pues no se quiere que las familias caigan en la pobreza.

“Tenemos que ser estrictos en el cumplimiento de la ley, además de verificar que no haya cobros excesivos”, refirió.

De otro lado, el ministro dijo que el 30 de junio, cuando acabe la cuarentena, todos quienes habitamos en el territorio nacional tendremos nuevas reglas de convivencia.

“El toque de queda continuará. No están descartadas las restricciones en zonas que requiere mayor confinamiento. Primero mi Salud significa que el ciudadano y ciudadana tiene que cumplir con el distanciamiento, el uso de la mascarilla y el lavado de manos frecuente.

Comentarios