El Ejecutivo prorrogó el estado de emergencia por peligro inminente ante contaminación de agua para consumo humano, en los distritos de Coata, Huata y Capachica de la provincia de Puno; y en los distritos de Caracoto y Juliaca de la provincia de San Román, a fin de continuar con la ejecución de medidas y acciones destinadas a reducir el muy alto riesgo existente.

Esta medida tiene una vigencia de 60 días calendario y regirá a partir del 9 de noviembre, según establece un Decreto Supremo publicado hoy en el boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano.

Entre las medidas a adoptarse destaca la rehabilitación de los sistemas de producción y almacenamiento de agua potable en las zonas afectadas.

La norma dispone que el Gobierno Regional de Puno y los gobiernos locales comprendidos, con la coordinación técnica y seguimiento del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), y demás entidades competentes en cuanto les corresponda, continuarán ejecutando las acciones inmediatas y necesarias destinadas a la reducción del muy alto riesgo existente.

En estas intervenciones participarán los Ministerios de Salud; de Vivienda, Construcción y Saneamiento; de Educación; de Agricultura y Riego; del Ambiente; de Energía y Minas; del Interior; de Defensa; y de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Dichas acciones deberán tener nexo directo de causalidad entre las intervenciones y el evento, y podrán ser modificadas de acuerdo a las necesidades y elementos de seguridad que se vayan presentando durante su ejecución, sustentadas en los estudios técnicos de las entidades competentes, precisa el dispositivo legal.

Indica que la implementación de las acciones previstas en el presente decreto supremo se financia con cargo al presupuesto institucional de los pliegos involucrados, de conformidad con la normatividad vigente.

El Decreto Supremo lleva la firma del presidente de la República, Martín Vizcarra; y está refrendado por el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos; y los titulares de los ministerios mencionados.

Comentarios