Javier Quispe Apaza, trabajador de limpieza pública de 58 años de la Municipalidad de Puno, perdió su pierna izquierda tras una cirugía el fin de semana pasado, consecuencia de un accidente ocurrido el martes 28 de mayo. Quispe Apaza fue aplastado entre un taxi y el camión recolector de basura en el que trabajaba, sufriendo graves fracturas en ambas piernas.

El incidente tuvo lugar en la Avenida Titicaca cuando un taxi, aparentemente conducido en estado de ebriedad por Jorge Parillo Churata, colisionó con la parte trasera del camión recolector. Debido a las lesiones, Quispe Apaza fue sometido a la amputación de su pierna izquierda y aún necesita más cirugías debido a las fracturas en su otra pierna y en la pelvis.

Mientras tanto, el conductor responsable sigue prófugo, y la Policía aún no ha podido detenerlo, lo que genera inquietud y preocupación en la comunidad.

Comentarios