La Subgerencia de Actividades Económicas de la comuna local de Puno, intervino a varios establecimientos comerciales con fachadas de bodegas y tiendas, pero que en el interior funcionan cantinas clandestinas como en el caso del jirón José Antonio Encinas.

Igualmente se detectó en el Jr. Tupac Amaru, donde se procedió a la intervención de los locales, encontrándose a parroquianos en estado de ebriedad, por ello se procedió al decomisó todos los bienes por no contar con la autorización para su funcionamiento.

Se informó que, de acuerdo a los instrumentos normativos, se viene trabajando para realizar sanciones como clausura de locales y proceder legalmente en caso de reincidencia. Además, los fiscalizadores en los próximos días cerrarán más establecimientos informales que son el punto de reunión de personas de mal vivir.

Comentarios