El Lago Titicaca, reconocido como el lago navegable más alto del mundo, enfrenta una crisis sin precedentes, ya que ha perdido más de medio metro de altura debido a la combinación de la escasez de lluvias y el aumento de la temperatura. Esta situación está teniendo un impacto significativo en múltiples aspectos de la región.

Uno de los efectos más notables es la alteración de la producción de totora, una planta acuática vital para el ecosistema del lago y que desempeña un papel crucial en la vida de más de 55 especies de animales. Además, esta crisis está afectando directamente a millones de personas que dependen del Lago Titicaca para su sustento y economía.

Comentarios