El Centro de Atención de COVID-19 del hospital regional Manuel Núñez Butrón de Puno ha colapsado por el aumento de pacientes que requieren hospitalización para superar los efectos del nuevo coronavirus. El último domingo, este módulo de atención con 20 camas para pacientes moderados y críticos, llegó a su tope. Así, para uno de los pacientes se tuvo que acondicionar una cama en el pasillo, según informó una fuente del nosocomio.

Una semana atrás había 12 camas. Un día un paciente de provincia no pudo ser atendido por falta de capacidad, por lo que se vieron obligados a implementar otras 8 camas.

Si hay más ingresos de pacientes moderados y críticos, estos serán acomodados en los pasillos o simplemente no los recibirán. La misma fuente informó que en los últimos días se ha reportado la muerte de personas a causa del coronavirus dentro del módulo. El alcalde de Puno, Martín Ticona, recordó que hoy se tiene una reunión de las autoridades para analizar la situación crítica por la que pasa el hospital regional de Puno.

Fuente: La República

Comentarios