La noche del martes, en el Jirón Jorge Basadre de Puno, los serenos municipales respondieron a una alerta vecinal sobre una mujer de aproximadamente 23 años en estado de ebriedad, tendida e inconsciente en la vereda. Los agentes intentaron auxiliarla y, al no obtener respuesta, la trasladaron al Hospital Regional Manuel Nuñez Butrón. Sin embargo, durante el traslado, la mujer recobró el conocimiento y comenzó a insultar a los serenos, acusándolos erróneamente de robo.

Ante su actitud violenta, decidieron llevarla a la comisaría para evidenciar que solo intentaban ayudarla, quedando bajo custodia policial.

Comentarios