El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) está llevando a cabo labores de vigilancia en la región de Puno con el objetivo de prevenir la propagación de la mosca de la fruta. Esta plaga cuarentenaria, presente en los cinco continentes, representa una amenaza para la comercialización de frutas tanto a nivel nacional como internacional.

El Senasa busca evitar su presencia y las restricciones que conlleva en el comercio de productos frutales.

Comentarios