Una joven que, debido a la inamovilidad social por la covid-19, hacía todo lo posible para llegar a la ciudad de Puno, fue ultrajada sexualemente por un depravado motociclista.

El aberrante hecho se registró ayer en la tarde. Los serenos de la comuna puneña fueron alertados por la dueña de una farmacia, ubicada en el centro poblado del Alto Puno, quien denunció un caso de violación sexual a una fémina.

Al constituirse al lugar, los agentes se entrevistaron con la joven de iniciales Y.A.L. (20), natural de Pomata, quien reveló que aproximadamente a las 13:00 horas fue ultrajada por un motociclista en el sector Patallani de la vía Puno – Juliaca.

Según precisó, ella fue a visitar a sus familias que viven en la ciudad de Juliaca, y cuando venía de regreso a Puno, tomó el servicio de un auto, el cual, debido a los controles policiales, la dejó en el distrito de Paucarcolla.

Desde allí, comenzó a caminar, cuando se le apareció un motociclista de unos 30 años de edad, el cual se ofreció a llevarla hasta Puno. Todo iba bien hasta el sector de Patallani, donde el depravado, con excusas, cambió de ruta.

Luego de llevarla hasta una zona desolada, entre amenazas y golpes, la habría violado, para después darse a la fuga. Según la agraviada, el sujeto tenía una pasamontaña y conducía una moto lineal de color negro con franjas rojas.

Fuente: Los Andes.

Comentarios