El valiente actuar de los serenos de Puno evitó una tragedia la noche del último jueves, cuando rescataron a un hombre en estado de embriaguez que había caído a las gélidas aguas del Lago Titicaca. Durante un patrullaje en la Av. Costanera, los serenos escucharon los gritos de auxilio provenientes del muelle del Jr. Banchero Rossi.

Al llegar al lugar, encontraron al individuo luchando por salir del agua, y con destreza y rapidez, lograron rescatarlo utilizando una soga. Una vez a salvo, el hombre fue puesto bajo resguardo para recibir la atención necesaria.

Comentarios