La vida de una persona se vuelve cada vez más caótica mediante van pasando los años con la serie de responsabilidades y actividades que el ser adulto conlleva. Muchas veces, no nos damos ni tiempo de tener un verdadero descanso, por lo que es común ver a personas agotadas y distraídas la mayor parte del día.

Sin embargo, existe una solución para tener un buen descanso y poner una pausa a tu vida con el fin de renovar energías y continuar con la rutina. En Wapa te contamos cuales son esos tipos de descanso que tu cuerpo necesita para sentirse como nuevo y mantenerte equilibrado.

Descanso físico
Como se sabe el descanso físico es el más placentero, pero no basta con descansar de 7 a 8 horas. Cuando nos referimos a descanso físico, hablamos de realizar actividades físicas reparadoras, en ella tenemos al Yoga, la meditación, reiki o masajes para que el cuerpo se libere.

Descanso mental
Este descanso se trata de desconectar por un momento de la vida, olvidarte de todas esas cosas que tienes en la cabeza y poner tu mente en blanco para descansar de todos los pendientes e información que tienes en la cabeza.

Como recomendaciones están una caminata al aire libre y sentarte en silencio mientras respiras con tranquilidad. Por su parte, el portal Infobae recomendó darse una pausa de 20 minutos por cada 2 horas de jornada laboral para despejar la mente.

Descanso sensorial
Este tipo de descanso está meramente ligado a los artefactos electrónicos y como hoy en día todas las personas paramos conectadas con nuestros dispositivos es necesario una pausa de ellos. Como recomendación, es necesario alejarte por un momento de todos estos dispositivos y disfrutar del silencio, a la vez intentar respirar hondo también será de gran relajo.

Descanso creativo
Esto es ideal para aquellas personas que su trabajo requiere desarrollar la creatividad al máximo, o están acostumbrados a resolver problemas y plantear situaciones en su centro laboral. Para ello es necesario un descanso como caminar al aire libre, escuchar música, disfrutar del arte y demás.

Descanso emocional
La vida está llena de desafíos y retos de los cuales no en todas nos sentimos preparados para enfrentarlos. Por eso, este tipo de descanso será un trabajo de introspección para ti, pues es necesario darte un momento y espacio para conocerte y saber de lo que eres capaz.

Para esto, basta con tener un tiempo a solas y aprender a deslindarte de asuntos que no te competen. Si eres de las personas que te gusta complacer a los demás debes aprender a decir que no y entender que eso no es egoísmo, así conocerás los que te hace feliz.

Descanso social
Muchas veces, aunque no nos damos cuenta, existen personas que nos rodean que pueden robarnos la energía. Por ello es recomendable que evalúes el tipo de amistades que tienes y hagas algo al respecto.

Debes aprender a aceptar en tu vida solo personas positivas, llenas de buen humor y que te sumen de manera personal. Si todo en tu entorno va en armonía, eso se verá reflejado en tu interior.

Descanso espiritual
Este tipo de descanso se refiere a conectar con algo superior más allá de lo físico y mental. Perdónate, sana y quiérete tal y como eres, aprende de tus errores ya abrázalos como enseñanzas que te da la vida. Para ello conecta con una actividad que te guste hacer, verás que te sentirás más feliz y plena.

Comentarios