Los accidentes como los golpes en la cabeza ocurren a cada momento y en cualquier lugar, y lo mejor en estos casos es estar preparados ante este tipo de situaciones.

La cabeza es una zona sensible del cuerpo y se debe tener un especial cuidado cuando nos lesionamos con algún objeto, pero sin alarmarnos.

Mayo Clinic explica que cada caso debe ser evaluado por separado. Si se trata de un golpe durante algún juego y este solo provoca un moretón e inflamación (hematoma) sin ningún otro signo de alarma, entonces el caso no es de cuidado.

Ante un accidente de este tipo, las personas que presenciaron el hecho deben considerar “la velocidad, el impulso, el tamaño de la persona y las fuerzas implicadas (como el impacto contra un piso de concreto u otra superficie dura)”, ya que estos factores “pueden incrementar la posibilidad de que la lesión sea grave”.

Si el golpe ha sido muy fuerte y, además de una lesión superficial, provoca otros síntomas como desmayo o vómitos, entonces es necesario acudir a emergencias de inmediato.

“En ocasiones, un golpe en la cabeza puede ser tan fuerte que provoca un sangrado en el cerebro o a su alrededor. Este tipo de sangrado puede generar un hematoma intracraneal, que es una afección grave que ejerce presión en el cerebro”, explica Mayo Clinic.

¿Cuándo acudir al médico?
Acuda a urgencias se presentan los siguientes síntomas después de una lesión:

Pérdida del conocimiento, confusión o desorientación después de una lesión en la cabeza
Dolor de cabeza persistente o que empeora
Desequilibrio
Vómitos
Pérdida de la memoria o confusión
Cambios de humor, como irritabilidad
Conmoción cerebral
Muchas veces, los golpes en la cabeza provocan conmociones cerebrales que suelen curarse por sí mismas, pero algunas pueden ser peligrosas, por lo cual es necesario estar atentos a los signos de alerta luego del accidente. Muchas veces los síntomas se presentan días después.

“El cráneo está diseñado para impedir la mayoría de los traumatismos en el cerebro, pero, a decir verdad, no impide que el cerebro se mueva dentro del cráneo”, explica el Dr. Frederick Rivara, especialista en lesiones pediátricas y prevención de la Universidad de Washington. Este movimiento puede estirar y dañar el tejido cerebral, afirma el experto.

“La pérdida de conocimiento se registra en 1 de cada 10 conmociones cerebrales. Una persona con una conmoción cerebral puede tener problemas para responder preguntas básicas y puede que se mueva de manera extraña y torpe”, explica el Instituto Nacional de Salud de EE.UU.

Por ello, es importante estar alerta a los síntomas antes mencionados para acudir al médico a tiempo.

Comentarios