Desde un simple resfriado, hasta herpes y sífilis. Estas son las enfermedades que puedes contraer al estar en contacto con la saliva de alguien más.

Tomar del mismo vaso cuando se comparte una cerveza o comer todos de la misma fuente de ceviche es una actividad muy común entre los piuranos, ya que esta práctica refleja la amistad y compañerismo; sin embargo, puede ser más peligrosa de lo que te imaginas.

Al estar en contacto con la saliva de alguien más dejada en el vaso o los restos de saliva en el platillo que están degustando, te expones a ingerir las bacterias y virus de la otra persona, lo cual puede afectar gravemente tu salud.

Aquí te dejamos una lista de las enfermedades que puedes contraer si sigues realizando esta práctica.

Infección de garganta

Es una de las más comunes y muchas veces las relacionamos con lo helado de la bebida, sin embargo, puede que se haya ocasionado con las bacterias que tenía la itra persona hecho, por lo general suele ser poco riesgosa, pero puede empeorar si alcanza la categoría de faringitis por la entrada en juego del estreptococo.

Los estreptococos del grupo A viven en la nariz y la garganta y pueden transmitirse fácilmente a otras personas. Es importante saber que no todas las personas infectadas tienen síntomas o parecen estar enfermas. Sin embargo, pueden transmitir la bacteria al toser o estornudar, lo cual crea gotitas respiratorias que contienen la bacteria.

Resfriado

El resfriado se produce por un virus que se propaga a través de diminutas gotitas aéreas que se liberan cuando una persona enferma estornuda, tose o se suena la nariz y esas mismas secreciones puede dejar esa persona infectada en el tenedor, cuchara o vaso que se comparte.

Paperas

Las paperas son una enfermedad contagiosa causada por un virus. Se propagan a través de la saliva o la mucosidad de la boca, nariz o garganta. Una persona infectada puede propagar el virus al toser, estornudar o hablar, compartir tazas, cubiertos o tocar personas sin haberse aseado; como podemos analizar es altamente contagioso, así que más vale prevenir y evitar un episodio bastante desagradable.

Herpes

Nunca pensaste que por beber del mismo vaso cerveza con tus amigos te iba a producir una protuberancia poco atractiva en el labio, el herpes se caracteriza porque en sus primeros síntomas provoca una sensación de comezón y pica-pica que no mola nada.

El herpes labial es causado por el virus herpes simple, que puede infectar la región de los labios o de la región íntima por el contacto con la saliva de las personas que poseen este virus.

Mononucleosis

También llamada «enfermedad del beso». Su nombre lo dice todo y habla a las claras de la que se te viene encima cuando, después de beber del mismo vaso, te despiertas con somnolencia, fiebre, malestar general, inapetencia, rigidez, dolores musculares, erupción cutánea, dolor de garganta o inflamación de ganglios en cuello o axilo. Se lo tienes que agradecer al virus de Epstein-Barr.

Varicela

También conocida como lechina, es una enfermedad muy contagiosa causada por el virus de la varicela-zóster, que ocurre principalmente en niños y en adultos que nunca han sufrido la enfermedad o que no han sido vacunados. La infección se transmite a través de la saliva o por el contacto con las lesiones de la piel.

Candidiasis oral

La candidiasis oral, conocida también como sapito, es causada por los hongos del tipo Candida. Puede ser transmitida por el contacto directo a través del beso o en contacto con restos de saliva de la persona infectada.

Sifilis

La sífilis es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Treponema pallidum, pero que también puede ser transmitida por la saliva, en las personas que tienen pequeñas heridas en la boca.

Como te habrás dado cuenta, compartir un vaso, cuchara o tenedor puede resultar más riesgoso de lo que esperabas, si bien es cierto es una práctica que se ha normalizado en nuestra ciudad. pero implica un alto riesgo que podemos evitar. Ahora que sabes a lo que te expones ¡No compartas el vaso!

Helicobacter Pylori

Estas bacteria es la responsable de producir el cáncer de estómago y se puede contagiar a través de la transmisión fecal-oral y se le atribuye principalmente al contacto con el agua o alimentos contaminados.

Comentarios