El hígado es un órgano muy importante en nuestro organismo, por lo que es importante brindarle el cuidado necesario y seguir las indicaciones que los doctores nos indican y en el caso de otras personas, mediante remedios caseros.

Pero, ¿qué pasa cuando el hígado está inflamado? En este caso es fundamental llevar una vida 100 % saludable, ya que puede producir molestias como dolores abdominales, ictericia, edemas y dificultades digestivas.

Ante esta situación, se debe recibir un tratamiento médico. Pero, también existen algunos remedios naturales que pueden ayudar en su recuperación. Por ello, en el siguiente espacio te compartimos algunas infusiones para preparar en casa, señalados en el portal Mejor con salud. ¡Atenta y toma nota!

wapa.pe

Infusión de alcachofa con limón

Ingredientes

– 2 alcachofas

– 4 tazas de agua (1 litro)

– El jugo de un limón.

Preparación

Para iniciar, corta las dos alcachofas en varios trozos y viértelas en una olla con agua. Luego, déjalas cocinar hasta que notes que están blandas. Cuando esté lista, espera que repose, filtra la cocción y agrégale el zumo de limón.

Para consumirlo y tratar el hígado inflamado, debes tomar 2 o 3 tazas de infusión a lo largo del día y repite el tratamiento durante una semana. Sin embargo, si las molestias persisten, descansa una semana y retoma el remedio.

Infusión de salvia y pomelo

Ingredientes

– 1 pomelo

– 1 vaso de agua (200 ml).

– 20 gramos de salvia.

Preparación

Lo primero que debes hacer es extrae el zumo de un pomelo fresco. Luego, en un recipiente aparte, prepara un vaso de infusión de salvia con el agua y la hierba. Cuando esté lista, déjala reposar 10 minutos y cuélala. Finalmente, combínala con el zumo de pomelo.

Para ingerirlo tienes que hacerlo 30 minutos antes del desayuno y al menos 3 veces por semana.

Infusión de manzana y té verde

Ingredientes

– 2 manzanas medianas.

– 40 gramos de té verde

– 4 tazas de agua (1 litro)

 Preparación

Lo primero que debes hacer es lavar bien las manzanas y córtalas en pequeños cubos. Posteriormente, viértelas en una olla con el té verde y el agua. Pon a hervir todo a fuego bajo, durante 10 minutos.

Luego, cuando la manzana esté blanda, retira la infusión del fuego y deja que repose 10 o 15 minutos y filtra con un colador.

Para ingerir la bebida debes hacerlo 2 veces al día y por un periodo de 15 días. Pasado este tiempo, descansa al menos una semana antes de retomarlo.

wapa.pe

Cabe mencionar que, si bien es cierto estos remedios caseros son naturales y muy efectivos para cuidado del organismo, debes consultar antes a tu médico especialista y prevenir cualquier complicación.

Comentarios