Más de 280 millones de personas sufren de discapacidad visual en el mundo y 39 millones padecen de ceguera, de acuerdo con información de la Organización Mundial de Salud (OMS). Siendo la uveítis, una enfermedad poco conocida y la causa de hasta el 30% de casos de ceguera en el mundo, en países desarrollados.

La uveítis es la inflamación de la capa media al interior del ojo, puede generar pérdida de visión y constituye la principal causa de ceguera en el grupo de edad laboral activa, por lo cual, tiene un alto impacto socioeconómico.

La Dra. Amelia Cerrate, Oftlamóloga de la Clínica OftlamoMedic, explica cuatro puntos clave que toda persona debe conocer sobre la uveítis:

Manifestaciones

Lo signos suelen aparecer y avanzar con rapidez. La enfermedad puede ocurrir en uno o ambos ojos y suele afectar principalmente a jóvenes, no obstante también se presenta en personas de todas las edades, incluso en niños. Los síntomas son:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Sensibilidad a la luz
  • Dolor en el ojo
  • Visión borrosa

Posibles complicaciones

La uveítis puede llegar a ser grave y provocar la pérdida permanente de la visión. El tratamiento temprano es importante para prevenir complicaciones como las siguientes:

  • Edema macular
  • Glaucoma
  • Catarata
  • Desprendimiento de retina
  • Daño al nervio óptico
  • Pérdida permanente de la visión

Enfermedades relacionadas

De acuerdo con el Instituto Nacional de Oftlamología, entre las enfermadades que inflaman en globo ocular, se encuentran:

  • Toxoplasmosis: infección causada por parásitos provientes de los gatos.
  • Toxocariacias: infección causada por parásitos provientes de animales como los perros.
  • Estos parásitos pueden ingresar por el contacto con la boca de los seres humanos y pueden afectar el ojo.
  • Tuberculosis
  • Sifilis
  • VIH
  • Artritis

Recomendaciones de prevención:

  • Lavado de manos permanente
  • No besar a los animales
  • -Comer alimentos bien cocidos
  • Tener relaciones sexuales con preservativo
  • -Ante alguna molestia, acudir a un médico especialista

Muchas veces, los pacientes confunden la uveítis con la conjuntivitis. La diferencia es que, en la conjuntivitis, la inflamación se genera en la capa externa del ojo. Los síntomas son: ardor, lagrimeo, secreción.

En tanto, en la uveítis, la inflamación se genera en la capa interna del ojo. Los síntomas son: dolor en los ojos, sensibilidad a la luz, disminución de la visión, ojo rojo, en el globo ocular más que en el párpado.

Si bien la causa exacta muchas veces se desconoce, las posibles causas de la uveítis son: una infección, lesión o enfermedad autoinmunitaria o inflamatoria. El diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno son vitales para evitar la pérdida de la visión.

Comentarios