El terremoto de este sábado, que según algunos expertos podría ser una réplica del de 2011, no ha afectado a las centrales nucleares de la zona, ninguna de las cuales está operativa en la actualidad, aunque sí dejó sin luz a casi un millón de hogares en distintos puntos de la costa oriental de Japón.

El terremoto magnitud 7,3 en la escala Richter que golpeó el noreste de Japón, cerca a las playas de Fukushima, dejó como resultado al menos un centenar de heridos, aunque ninguno de ellos en situación grave, informó la agencia de prensa nipona Kyodo.

La mayoría de los heridos residen en las prefecturas de Miyagi y Fukushima, frente a cuyas costas se situó el epicentro del sismo, y se vieron involucrados en diversos accidentes como caída de objetos, desprendimientos de tierra e incendios.

RSA/LLDS

Comentarios